El Mejor Pienso para  Perros, ¿Cuál es?

Si te has preguntado una y otra vez cuál es el mejor pienso para perros y esperabas una marca o producto concreto como respuesta, puede que te lleves un chasco. El Mejor pienso para perros no existe, es decir, no existe un pienso perfecto para todos los perros porque cada perro es un mundo. Lo que sí existe son unas reglas básicas a la hora de elegir el mejor pienso para perros y cuidar así la salud del tuyo.

Sabemos que esperabas una respuesta más fácil pero sentimos decirte que vas a tener que seguir leyendo ¿Te animas?

¿Cómo elegir el mejor pienso para perros?

Muy fácil: leyendo la etiqueta. Sí amigo, es así de simple pero muchas veces nos da pereza leer, ¿o no?. Todos los fabricantes de pienso para perros están obligados a poner una lista de ingredientes en sus etiquetas. Ahora viene lo bueno, estos fabricantes pueden escoger entre:

  • Indicar en % el contenido de cada ingrediente
  • Enumerar los ingredientes en orden según la cantidad ( de mayor a menor )

Muchos fabricantes utilizan la segunda técnica para ocultar recetas bajas en proteínas animales y ricas en cereales baratos como trigo o maíz. Bien, pues toma nota de esto porque sirve para cualquier etiqueta de producto que veas a partir de ahora y en la que no aparezcan % de cantidad. El primer ingrediente de la lista es el que se encuentra en mayor cantidad dentro del producto, y así en orden hasta llegar al menor.

El poder está en las etiquetas…

Todas las etiquetas funcionan así en Europa, los primeros ingredientes son los que están presentes en mayor cantidad.

¿Qué quiere decir esto?, pues que muchas veces vemos : carne y subproductos de origen animal o cereales como primer ingrediente en un pienso natural, y eso nos indica que “de natural tiene poco”.

Decimos que tienen poco de natural, este tipo de piensos o alimentos “naturales” porque al final, por muy buenos que sean los componentes, en la dieta de cualquier mascota, la proteína animal de calidad debería ser el primer ingrediente.

Esta afirmación es mucho más importante si tenemos un gato, ya que ellos son eminentemente carnívoros.

Los perros son omnívoros, y aunque comen de todo, las proteínas animales son los nutrientes más necesarios en su dieta para mantener la vitalidad, el tono muscular y en general porque afectan a casi todos los procesos biológicos de los animales. En relación a esto hay que decir que las proteínas vegetales son igualmente válidas, pero ni se absorben de forma tan efectiva ni están presentes en una concentración tan alta como pueden estar en una pechuga de pollo.

y hablando de pechugas de pollo, pasaremos a comentar otro “temita” que trae de cabeza a muchos: las diferencias entre carne, carne fresca, carne deshidratada, apta para consumo humano, harina de carne…¡Que locura!

¿Cuál de todas las carnes es la buena en un pienso?

Como podéis imaginar, la carne apta para consumo humano es la mejor. Esta es la carne mega premium, la que te comes tu en casa igualita, pero hay que tener en cuenta cómo se presenta esta carne. Luego veremos esto, pero en el ranking ( no de calidad final, sino de menos procesado inicial) la cosa estaría así:

  1. Carne Apta para consumo humano
  2. Carne Fresca
  3. Las Carnes Deshidratadas
  4. Harinas de carne
  5. Subproductos de origen animal
  6. Harina de carne y subproductos de origen animal
  7. Harina de subproductos de origen animal

Una vez un criador nos puso una metáfora en la que comparaba la carne con un tronco de madera del que se iban desechando partes para darle forma…la pieza buena de madera (carne en este caso) se reserva para el consumo humano, las partes sobrantes como ramas, irregularidades etc, se cortan y desechan. Las partes sobrantes de la carne apta para consumo humano son trozos que no quedarían bien en una bandeja de supermercado, pero que tienen exactamente la misma calidad que la parte principal: carne con “moretones”, piezas de carne irregulares o de un color poco atractivo. Este segundo tipo de carne es el que aparece como “carne fresca” en las composiciones de pienso. Y por último tendríamos las harinas de carne que serían el equivalente al serrín. No olvidemos que el serrín proviene de esa misma pieza de carne estupenda que acaba en las bandejas del supermercado.

Y qué mas da qué piezas sean si son de la misma calidad ¿no?…

¿Entonces no son malas las harinas de carne?

Pues no, o por lo menos no necesariamente. Si esa harina de carne proviene de carne de primera calidad, no se tratará de un ingrediente a evitar.

Vamos con los subproductos de origen animal: picos, plumas, patas, cartílagos. Aunque pueda sonar desagradable, en las partes de los animales como porel mejor pienso para perros ejemplo las plumas, encontramos tendones, sangre y por lo tanto proteínas aprovechables.

El pollo es el cerdo de los piensos, de él se aprovecha todo y con sinceridad nos parece perfecto. Nada más natural que aprovechar al máximo los recursos, siempre que se haga de la forma correcta.

Con los subproductos de origen animal suelen fabricarse harinas o añadirse a harinas de carne para dar lugar a “harina de carne y subproductos de origen animal”. Vamos a hacer un inciso para explicar si debemos huir o no de los subproductos.

¿Son malos los subproductos de origen animal? ¿Debo evitar productos que los contengan?

Si buscas un pienso de calidad premium y vas a pagar por el una cantidad elevada, entonces no debería contener subproductos. Más que de un tema de salud estaríamos hablando de un tema económico, ya que no querrás pagar esos productos al precio de otros de calidad superior. Tampoco querrás pagar las harinas de cereales (por buenas que sean) a precio de carne de primera.

Esto es lo que pasa con los subproductos de origen animal: Suelen estar muy muy procesados ese es el problema.

Nosotros siempre optaríamos por un alimento menos procesado aunque fuese menos económico. Esto no quiere decir que sean malos de por sí. Simplemente decimos que hay opciones mejores a precios asequibles.

En conclusión, si le das unas chuches con subproductos de origen animal no estás cometiendo un crimen. Todos nos hemos comido un “nugget de pollo” alguna vez, pero nuestra misión es hacer que te decantes por una alimentación natural para perros, que contenga materias primas de calidad.

¿Entonces, qué ha de tener el pienso?

Pues en nuestra humilde opinión cualquiera de los 4 primeros tipos de carne mencionados debe ser el ingrediente principal en un pienso.

Da igual carne fresca, deshidratada o harina de carne, ya que lo más importante es el procesado.

Lo que decimos es que al final todas esas carnes terminan horneadas y extrusionadas para dar lugar a las “bolas de pienso” que todos conocemos. Por eso lo mejor es centrarse en fabricantes de calidad, que garanticen el uso de buenas materias primas y procesos de producción respetuosos con los nutrientes y en general con los recursos.

Un resumen hasta aquí …

  1. Elegir un pienso con carne de calidad (de consumo humano, fresca, deshidratada o en harina) como primer ingrediente
  2. Evitar los subproductos de origen animal y tratar de cambiarlos por carne de calidad
  3. Fijarse en que los fabricantes sean respetuosos con los recursos (materias primas, fabricación, medio ambiente)
  4. Empezar a leer las etiquetas y no dejarse llevar por el Marketing

¿Y qué pasa con los cereales?

Este tema genera gran controversia, pero en principio dependerá de qué cereales y en qué porcentaje. Como ya hemos dicho los perros son omnívoros, es decir, deben comer de todo de forma equilibrada.

La batalla contra los cereales es algo que debemos analizar detenidamente. Habrá factores que nos inclinen a descartar los cereales en la dieta de nuestro perro y otros que nos lleven a incluirlos.

Cuando hablamos de incluir cereales nos referimos a que estén presentes en la receta pero jamás como ingrediente principal. Ya hemos visto antes que todo buen pienso contendrá proteínas animales como ingrediente principal.

Trigo y maíz han sido los cereales más utilizados en los piensos para perros porque se trata de ingredientes económicos. Estos cereales no son malos, de hecho son productos naturales que nos da la tierra.

La verdad es que se ha abusado de ellos en las recetas para abaratar costes. En consecuencia se ha bajado la calidad de muchos piensos y han aumentado los casos de reacciones alérgicas en perros.

Si tu perro es alérgico, descarta el trigo, el maíz y las harinas que no especifiquen de qué están hechas.

Las únicas razones para evitar maíz y trigo en las recetas son : alergias en tu perro y precio. Nosotros no pagaríamos un precio caro por un pienso que contenga maíz o trigo en cantidades industriales y creemos que nadie debería hacerlo.

Si el mejor pienso para perros contiene cereales, siempre se tratará de arroz. El arroz es el cereal de mayor calidad nutricional, el más digestible y que menos alergias provoca en perros.

Los cereales aportan fibra a nuestros perros, ayudan a la consistencia del bolo intestinal y les proporcionan energía.

Si optas por una opción sin cereales (grain free), ya sea porque tu perro sufre alergias o porque te gusta la composición del pienso, debes saber que se formulan con ingredientes como: soja, guisantes o cebada. Estos ingredientes le aportan a tu perro fibra (tanta como los cereales) y proteínas vegetales.

Por lo tanto no hay problema si no quieres darle cereales, pero tampoco si decides sí dárselos.

Conclusiones sobre los cereales en el pienso para perros

  1. Evitar recetas cargadas de cereales como trigo o maíz o que contengan harinas de cereal como ingrediente principal.
  2. Evitar el maíz y el trigo en perros que sufren alergias, ya que se trata de alimentos bastante alérgenos.
  3. Si la receta contiene cereales, mejor que sea arroz.
  4. Los piensos Grain Free/ No Grain también son una opción válida si cumplen el resto de requisitos

El mejor Pienso para Perros: Conclusiones

Bueno a modo de conclusión, para nosotros el mejor pienso para perros deberá tener los siguientes atributos:

  1. Proteínas animales de calidad como ingrediente principal
  2. Contenido moderado en cereales preferiblemente arroz  ( o piensos Grain Free)
  3. Prioridad de los productos frente a subproductos
  4. Fabricantes certificados y comprometidos con la sostenibilidad
  5. Precios acordes a la calidad de los ingredientes

Esperamos haberte aclarado algunos puntos básicos a la hora de elegir el mejor pienso para perros. No olvides leer bien las etiquetas y recopilar la información necesaria antes de escoger tu pienso.

Y si no quieres tener que hacer todo ese trabajo, simplemente entra en https://naturalpetshop.es  y elige uno de los alimentos naturales para perros que hemos seleccionado para ti.

¡Ahora Comparte!

Leave a Comment