Cómo mudarse con un gato sin (demasiado) estrés

  • 21 Jan, 2022

Cómo mudarse con un gato sin (demasiado) estrés

Los gatos son animales muy territoriales y, si convives con alguno, te habrás dado cuenta de que son también muy sensibles a los cambios. Solo tienes que ver cómo actúa cuando introduces algún elemento nuevo en su entorno para entender lo difícil que puede llegar a resultar una mudanza, que es un cambio completo de su ambiente.

En este artículo te daremos algunas claves para hacer más fácil este cambio tan importante para tu minino.

 

Los preparativos

Preparar una mudanza es ya de por sí un proceso estresante y lleno de cambios: movemos cosas de su sitio, utilizamos cajas, y el desorden es significativo, con lo que antes de la mudanza propiamente dicha, es probable que tu gato esté un poco desubicado y nervioso.

Déjale que explore, seguramente le parecerá divertido jugar con las cajas, siempre con la precaución de que no haya nada con lo que pueda dañarse. También es recomendable que lo planifiques bien para que las prisas no añadan más estrés al ambiente.

Prepara una habitación en la que puedas dejar las cosas del gato hasta el último momento, será su refugio durante los últimos días en el antiguo hogar.

 

El día de la mudanza

Siempre que puedas, haz la mudanza de forma progresiva para que, cuando llegue el gato, ya estén la mayoría de las cosas en la nueva vivienda. Si no es posible, tenlo todo preparado para que, al llegar, puedas ya dejarlo salir del trasportín.

Es muy importante que sus cosas y el propio animal sea lo último en ser trasladado, de este modo, no le damos tiempo a que eche de menos su ambiente. El día de la mudanza y los días previos puedes darle algún suplemento para tranquilizarlo, favoreciendo así un cambio menos estresante.

 

El nuevo hogar

Si tu gato es casero, asegúrate de que en la nueva vivienda lo tienes todo preparado para evitar que salga, como mosquiteras o redes para las ventanas. Por otra parte, ten lista una habitación que se convierta en el refugio momentáneo del gato, donde dejarás sus cosas y pueda sentirse seguro.

Puedes ayudarlo a sentirse en su casa si los días previos le dejas una prenda de ropa para que se acurruque encima o la frotas por sus lados de la cabeza y barbilla porque son las zonas que desprenden feromonas, y luego frota con ella esquinas, puertas, muebles, etc. Puedes repetirlo hasta que veas que él mismo empiece a frotarse para dejar su olor.

Si es posible, gatifica tu nuevo hogar en la medida que puedas: asegúrate de que los muebles y baldas soporten su peso, diséñale circuitos con estos elementos, dispón algún sitio elevado cerca de la ventana para que pueda mirar a través de ella, etc.

 

Consejos generales

  • Puedes ayudarte de productos naturales para contribuir a un estado de calma.
  • Utiliza elementos del antiguo hogar para que el gato los reconozca y sea más fácil la transición: alfombras, mantas, rascadores, objetos que usara, etc.
  • Mantén las rutinas que tenías anteriormente.
  • Juega con tu gato y enriquece su ambiente.
  • Sobre todo, no le presiones ni le fuerces: cada gato tiene sus ritmos y seguro que en pocos días o en una semana el gato ya se ha adaptado al nuevo hogar.

Envío Gratis

Envío gratuito a partir de 40€ y en 24 horas

Sostenibilidad

Reciclamos materiales para nuestros envíos

Cupón BIENVENID@

5% de descuento en tu primera compra