Relajantes naturales para perros: Adiós al estrés y la ansiedad

Relajantes y tranquilizantes para perros a base de plantas y otros ingredientes naturales. Combatir el estrés y la ansiedad en perros no es una tarea fácil.

En esta sección encontrarás los mejores relajantas y tranquilizantes naturales para perros. Ayudarán a tu mascota en casos de estrés y ansiedad, viajes, miedo por cohetes, separación y un largo etcétera. 

 

¡Utiliza los filtros para encontrar lo que necesitas!

Filtra por marca, ingrediente principal, etapa vital del animal , etc.


FILTRAR
Anibio X-Stress Relajante Natural para Mascotas
Anibio X-Stress Relajante Natural para Mascotas

Anibio

15,50 €

Anibio X-Stress Relajante Natural para Mascotas es un eficaz suplemento natural para perros y gatos a base de plantas y extractos naturales que modulan la respuesta nerviosa de las mascotas. Anibio X-Stress consigue un comportamiento más equilibrado en perros y gatos gracias a sus compuestos naturales, que cubren las necesidades nutrofisiológicas y consiguen tranquilizar a las mascotas.



¿En qué casos utilizar productos para relajar a nuestro Perro?

Los calmantes para perros tradicionales dejaban a nuestros peludos fuera de juego provocando en ellos un efecto sedante. Con los tranquilizantes y relajantes naturales para perros logramos relajar a nuestros mejores amigos sin dejarlos apáticos ni abatidos.

Muchos dueños son reacios a dar relajantes a sus perros, porque tienen miedo de provocarles algún daño. Temen que esos medicamentos causen somnolencia u otras reacciones adversas.

Con los relajantes naturales para perros, podemos estar tranquilos y conseguir la calma en nuestra mascotas. Gracias a su formulación libre de químicos, los relajantes naturales para perros que hemos seleccionado, ayudan a tranquilizarse a tu mascota sin efectos secundarios.

Estos tranquilizantes naturales serían el equivalente a cuando nosotros nos tomamos una valeriana para poder relajarnos.

Recomendables para casos de:

  • Ansiedad por separación
  • Viajes
  • Cohetes y fuegos artificiales
  • Ansiedad y estrés por cambios de domicilio o cambios de otro tipo
  • Perros muy nerviosos