Consejos para los primeros auxilios del perro

  • 09 Sep, 2021

Consejos para los primeros auxilios del perro

Somos muy conscientes de que necesitamos saber practicar los primeros auxilios en humanos para, en caso de accidente, responder lo mejor posible y evitar daños mayores. Para nuestros perros es lo mismo y como verás, las actuaciones son similares.

A continuación, expondremos algunas de las situaciones de peligro que pueden darse en nuestros amigos de cuatro patas y cómo actuar ante las mismas de forma general. Aun así, te aconsejamos que le consultes a tu veterinario de confianza cuáles son sus recomendaciones para tu situación particular.

Asimismo, si tu perro sufre algún accidente lo mejor es que llames y lo lleves inmediatamente al veterinario.

Consejos básicos

  1. Ten preparado un botiquín para tu perro y llévalo cuando hagáis excursiones o caminatas largas.
  2. Mantén la calma, no hagas movimientos bruscos y ve con cuidado a la hora de manipularlo.
  3. Si tu perro está herido, ponle un bozal para evitar que te haga daño en el caso de que se ponga agresivo por el dolor.
  4. Si sospechas que tenga alguna infección o se muestra decaído, tómale la temperatura vía rectal, lubricando el termómetro antes y evitando movimientos bruscos. La temperatura normal de los perros se halla entre los 38 y 39ºC.
  5. No lo dejes nunca en un lugar cerrado sin ventilación, podría darle un golpe de calor.
  6. Asegúrate que respira por los movimientos de su caja torácica (lo normal son entre 20 y 30 respiraciones por minuto) o poniéndole un espejo delante de la nariz para comprobar si respira cuando nos es difícil ver los movimientos.
  7. Si está inconsciente, tómale el pulso en la arteria femoral, en la parte interna de la pata trasera.


Creo que mi perro ha sufrido un golpe de calor

Lo notarás si jadea y saliva mucho. Antes de que sufra un colapso y sea irreversible, asegúrate de que se encuentre en un lugar fresco y ventilado, límpiale la saliva de la boca y pásale un paño o una esponja empapada de agua fría por la cara, las axilas y el vientre.

Qué hacer si mi perro se hace una herida o una fractura

Si la herida no es demasiado profunda, lo primero que debes hacer es limpiarla y vendarla con una gasa. Después llévalo a la clínica veterinaria para que le curen bien, le pongan puntos y le administren un antibiótico en caso de ser necesario.

Si la herida es profunda o sangra mucho, presiónala con un paño limpio hasta que llegues al veterinario de urgencia.

Si se trata de una fractura o una luxación, no toques el miembro afectado y manipula al perro con cuidado para acudir lo antes posible a la clínica.

Cuando mi perro sufre vómitos o diarrea

¿Puede haberse intoxicado con algo que ha comido o bebido? Si es así, intenta pensar el producto que ha podido ser, no pierdas el tiempo y ve directamente a tu veterinario más cercano para que le administren un antídoto lo más rápidamente posible.

Si no crees que haya podido ingerir ningún producto tóxico, examina el vómito o las heces por si vieras algún objeto o resto anormal. Normalmente estas situaciones no suelen ser graves, pero llévalo al veterinario para que lo examine y te dé las recomendaciones más adecuadas.

¿Y si se atraganta?

Si sabemos que nuestro perro tiene algo en la boca que puede estar obstruyéndole las vías respiratorias, puedes intentar sacárselo con la mano con cuidado de no empujar hacia dentro el objeto. De todos modos, lo habitual es que el perro empiece a toser hasta expulsarlo.

Si vemos que deja de toser y no lo expulsa, en caso de perros pequeños, lo cogeremos por las caderas y lo sacudiremos ligeramente y, normalmente, lo expulsará en seguida. Si se trata de perros grandes, lo sostendremos levantándole las patas traseras.

Si aun así no lo expulsa, le daremos hasta cinco golpes secos entre las escápulas con la parte inferior de la palma de nuestra mano. Si no funciona, deberás realizar la “maniobra Heimlich” y tras varias presiones, busca en su boca por si hubiera expulsado el objeto.

Esta maniobra es peligrosa, por lo que deberías preguntarle al veterinario en tu próxima visita cómo realizarla correctamente en caso de necesitarla.

Otras situaciones

·       Quemaduras:

Es mejor no tapar las quemaduras, sino aplicar una pomada específica y acudir al veterinario.

·       Convulsiones:

Debemos tratar de que no se muerda la lengua introduciendo un paño en la boca del perro. Si se trata de un ataque por epilepsia, aparta todos los objetos de su alrededor para que no se golpee y espera a que se le pase. Lo importante en estos casos es no tratar de inmovilizarlo.

·       Ojos, oídos y nariz:

No intentes quitarle con tus propios medios espigas o cualquier elemento que se le haya metido en estas zonas. Si se trata de lesiones, tampoco apliques ningún producto, llévalo inmediatamente a la clínica veterinaria para que puedan curarlo con el material adecuado.

·       Garrapatas:

Si son garrapatas que se le acaban de enganchar a la piel, será fácil de quitar con unas pinzas especiales a tal efecto. Debes tener cuidado de sacar al parásito entero, porque a veces se quedan la cabeza dentro y se produce una infección. Si ya son grandes, acude al veterinario cuanto antes para eliminarlas.

·       Paro cardíaco:

En caso de paro cardíaco, la reanimación cardiopulmonar puede salvarle la vida. Pregúntale a tu veterinario de confianza cómo realizarlo para saber hacerlo en el caso que se diera esta situación de emergencia tan grave.

¿Qué debo tener en el botiquín para mi perro?

Lo más básico para tener en el botiquín sería:

  • Un par de guantes de látex o de otro material adecuado al efecto.
  • Unas tijeras.
  • Un termómetro rectal.
  • Gasas y una tela más o menos grande.
  • Unas pinzas para garrapatas.
  • Esparadrapo.
  • Antiséptico para heridas.

Envío Gratis

Envío gratuito a partir de 40€ y en 24 horas

Sostenibilidad

Reciclamos materiales para nuestros envíos

Cupón BIENVENID@

5% de descuento en tu primera compra