¿Puedo tener perros o gatos si tengo alergia?

  • 08 Jul, 2021

¿Puedo tener perros o gatos si tengo alergia?

No existe una respuesta rotunda a esta pregunta, pues dependerá tanto del animal en sí como de la tolerancia que tengas a los alérgenos que desprende.

En todo caso, si la alergia no es muy grave, ¡calma! porque prestando atención a ciertas medidas de higiene y manteniendo unos cuidados específicos, es posible convivir con mascotas siendo una persona alérgica.

¿Qué es lo que provoca alergia?

La alergia es una reacción exagerada de nuestro sistema inmunitario frente a ciertas proteínas que entran en contacto con nuestro organismo y que se interpretan como potencialmente peligrosas, desencadenando una respuesta inflamatoria: tos, conjuntivitis, estornudos, mucosidad, picor en partes del sistema respiratorio superior o en la piel, y rojeces, entre otros síntomas.

La que causan perros y gatos no se debe, como comúnmente se cree, al pelo de estas mascotas, sino a los alérgenos que se encuentran en su caspa, saliva, orina y sudor, siendo la caspa y la saliva los que más frecuentemente provocan síntomas a nivel respiratorio y a nivel cutáneo respectivamente.

Por eso, aunque el animal no suelte pelo o incluso no tenga (como los gatos de la raza Sphynx), y por ello su producción de alérgenos sea menor, las personas muy sensibles a estos pueden tener igualmente reacciones alérgicas.

El gato sphynx o esfinge es una raza que no tiene pelo y por ello se considera "hipoalergénica", pero ninguna raza lo es.

Además, aunque los perros y los gatos son las mascotas que más se asocian a esta reacción inmunitaria, no son las únicas que pueden provocar estos problemas: pájaros, conejos y otros roedores desprenden también alérgenos que, además, pueden estar concentrados al estar encerrados en jaulas.

De este modo vemos que la cuestión no es que los perros y los gatos produzcan más alergias, sino que son las mascotas más comunes en las casas, y se sabe que entre un 5 y un 10% de la población es alérgica a estas sustancias. 

Por otra parte, algunos estudios muestran que niños y niñas que conviven con estos animales durante su primer año de vida pueden desarrollar un sistema inmunitario más fuerte que les proporcionará una mayor resistencia a este tipo de problemas de salud.

Aun así, repetimos: ¡Que no cunda el pánico! Se pueden tomar medidas para reducir lo máximo posible que sufras estos desagradables síntomas y evitar, así, tener que buscar un nuevo hogar a tu amigo de cuatro patas de forma precipitada como tantas veces ocurre, por desgracia, cuando a alguien le detectan esta alergia.

Los 6 consejos más útiles para tener un perro o un gato siendo una persona alérgica

  1. Antes de adoptar a una mascota, deberías comprobar si tienes algún síntoma de alergia cuando te expones a ellos. Si no conoces a nadie que conviva con alguno, lo más fácil es acudir a una protectora y mientras los conoces, comprueba si tienes alguna reacción. Si es así, sería mejor que no cogieras la responsabilidad de la tenencia, pero si el amor por ellos te puede o si ya convives con alguno, sigue leyendo.
  2. Consulta con tu médico de cabecera o con un alergólogo para saber el tratamiento más adecuado que debes seguir para evitar un empeoramiento de los síntomas.
  3. Utiliza productos específicos para eliminar los alérgenos del pelo y la piel del animal. Es mejor que se lo aplique una persona no alérgica, pero si no es posible, utiliza guantes y mascarilla y una toalla y pónselo en un lugar ventilado para evitar que, si se desprenden, se queden concentrados.
  4. Ventila la casa frecuentemente, utiliza purificadores de aire y limpia el suelo con aspiradores con filtros HEPA, para eliminar al máximo los alérgenos en el ambiente.
  5. Evita tener alfombras, cojines, tapizados, y otros tejidos en la casa que puedan acumular polvo y alérgenos. Y lógicamente, evita que el perro o el gato acceda al dormitorio y que duerma en tu misma cama o en el sofá. Su lugar de descanso también debería ser lavado a menudo.
  6. Lávate las manos después de tocarlo y/o límpiate con agua y jabón donde te dé un lametón si se da el caso.

En resumen, si amas a los animales y a pesar de ser una persona alérgica, quieres compartir tu espacio con estos maravillosos seres, siguiendo estos consejos conseguirás proteger tu salud y disfrutar de su compañía. De todos modos, advertimos que estos consejos no son para todo el mundo y habrá personas que ni siquiera así podrán revertir los síntomas. 

En ese caso, plantéate ayudar a estos animales mediante donativos a las protectoras, y si por recomendación médica tienes que separarte de tu mascota, entrégasela a alguien que cuide de ella como lo harías tú, o pide a tu veterinaria de confianza o a asociaciones protectoras que te ayuden a encontrarle un nuevo hogar.


Envío Gratis

Envío gratuito a partir de 40€ y en 24 horas

Sostenibilidad

Reciclamos materiales para nuestros envíos

Cupón BIENVENID@

5% de descuento en tu primera compra